Archivo de la ‘Facultad de Sociales’

PENSAMIENTO SOCIOLÓGICO EN EL ECUADOR

10

El desarrollo de las ciencias en cualquiera de sus ámbitos, está determinado por las condiciones histórico –  estructurales de cada país o región y en ella se reflejan las peculiaridades de la base económica de la sociedad. En el caso de las Ciencias Sociales y particularmente de la Sociología, son los problemas sociales,  producto de las contradicciones existentes en el seno de la sociedad los que han configurado las principales preocupaciones teóricas de quienes han transitado por el amplio y complejo campo de las relaciones sociales de un determinado grupo humano.

En las Ciencias Sociales se libra constantemente una lucha de ideas, entran en pugna intereses, y el convencimiento basado en el saber figura en ellas como factor de orden individual y de gran valor social” (W. Kelle y  N. Kovalzón, pág. 354).

Esta confrontación de ideas se opera en el campo de las Ciencias Sociales, ya que todo lo que ocurre en la sociedad es el resultado de la actividad del hombre. “Los intereses de los hombres influyen directamente en la apreciación de los fenómenos de la vida social y en las conclusiones que se sacan del análisis de dichos fenómenos” (W. Kelle y N. Kovalzón, pág. 13).

Por lo tanto resulta complejo el estudio del desarrollo del pensamiento sociológico en el Ecuador, toda vez que este aspecto está articulado al desarrollo de las Ciencias Sociales en América Latina y su periodización requiere de la formulación de esquemas para cada uno de los momentos o fases que integran el sistema total de una sociedad dada. Además, por efecto de las condiciones de sociedades subdesarrolladas y dependientes, nuestros países están ubicados en condiciones desventajosas con relación a los países desarrollados, manteniendo estos últimos una hegemonía en la producción y aplicación de conocimiento y tecnologías más avanzadas, evidenciándose, entre otras, la influencia directa de corrientes sociológicas europeas y norteamericanas en el ámbito del desarrollo de las Ciencias Sociales y de la Sociología en los países latinoamericanos.

No es ajeno afirmar con estos antecedentes que una mayoría de estudios sociales que se conocen en América Latina y en nuestro país, constituyen parte de una “literatura de dominación”, donde se reflejan orientaciones teórico – metodológicas que tratan de distorsionar las relaciones de explotación que agobian a los países de esta región y que tienen como propósito el desarrollo de un conocimiento social que se configure, tomando como antecedentes las causas y procesos que determinan las condiciones estructurales de cada sociedad.

El pensamiento sociológico en el Ecuador, será abordado en el marco del desarrollo de las Ciencias Sociales en América Latina y bajo estas dos direcciones:

  1. Formas de institucionalización del pensamiento sociológico; y,
  2. Periodización de este pensamiento.

Con relación al primer punto podemos sostener que las Ciencias Sociales son “relativamente nuevas” en los países latinoamericanos y en el Ecuador. Este inicio está relacionado, en primer término, con la decadencia de las corrientes denominadas “desarrollistas” en el pensamiento social latinoamericano y en segundo, con la aparición de una postura crítica al pensamiento social predominante en la región.

Esta apreciación es confirmada con el criterio de Anibal  Quijano, que sostiene: “…. en el momento mismo en que estas disciplinas se inician seriamente en estos países, no van a encontrar un piso coherente y considerado para su desarrollo, de manera que al borde de los años 60 (siglo XX), en que ingresa de manera real el conjunto de disciplinas que hoy llamamos Ciencias Sociales, en el Perú, en el Ecuador, etc., van a tropezar con esta primera dificultad, pero esta primera dificultad fue también una ventaja en cierto sentido, porque era también el preciso momento en que, desde el pensamiento latinoamericano, se inicia de manera balbuciente y precaria cierto desarrollo crítico de la orientación dominante, funcionalista, neopositivista, instrumento ideológico, en realidad de la dominación capitalista en América Latina”(Alternativas de las Ciencias Sociales en América Latina. Pág, 30).

Pero también repercutió en este campo, el desarrollo diferente y separado del conjunto de las Ciencias Sociales: Economía, Sociología, Antropología, Historia, Demografía, etc.; desarrollo que se ha operado en compartimientos, en forma aislada, como resultado del apogeo de una corriente social de corte burguesa – dominante en los países de América Latina y que tiene como lógica impedir en la práctica, la interpretación total, global de los procesos y fenómenos sociales  y de esta forma  dificultar y ocultar el descubrimiento y análisis de las verdaderas raíces históricas del sistema de dominación imperante en esta región.

En el caso particular del Ecuador: “El moderno pensamiento social de nuestro país nace verdaderamente en los tumultuosos años 20 (siglo XX). Hay desde luego el antecedente  liberal, con notables expresiones como la del propio Eloy Alfaro o de José Peralta, mas en conjunto este movimiento no logra estructurar una línea sólida de pensamiento en razón de su mismo castramiento histórico” (Revista Política y Sociedad Nro. 1. Agustín  Cueva. Pág. 23).

Pero el verdadero desarrollo científico del pensamiento social ecuatoriano, según Lucas Pacheco, Docente – investigador universitario y la sostenida profesionalización de éste, según el Soc. Agustín Cueva, se opera en la década de los años 60s. (siglo XX), que se da con la creación de las Escuelas de Sociología en algunas universidades del país, iniciándose así el tratamiento del campo de la sociología como un quehacer científico especializado, complementándose esta afirmación con el desarrollo de los congresos de las Facultades y Escuelas de Sociología del Ecuador.

El primer congreso de Facultades y Escuelas de Sociología del Ecuador, fue inaugurado por el Soc. Rafael Quintero, Director de la Escuela de Sociología de la Universidad Central del Ecuador, el 8 de agosto de 1976, donde sostiene: “… este Congreso debe ser un foro en el cual se escuche a ese movimiento nuevo de las Ciencias Sociales para que fijando las metas comunes se logre su robustecimiento. Hoy más que nunca al cientista social latinoamericano se le plantea el problema de la directa represión de su disciplina dirigida por la derecha y el imperialismo. La represión debe entenderse como un problema político e ideológico y esta es una cuestión que es con frecuencia, más analizada como un resultante de la interrelación de la “universidad” en su conjunto con uno u otro gobierno cuando en realidad debe ser vista en función de diversos centros de poder, de instituciones, y organismos de la sociedad civil que contienen una política antagónica hacia el desarrollo de un pensar crítico”.(Pág. 15).

Rafael Quintero reconoce el desarrollo de la disciplina social en nuestro país y a la vez el fortalecimiento que debemos dar para el cumplimiento de una tarea calificada y el compromiso  social de las operaciones.

La Facultad de Sociología, actualmente Escuela del mismo nombre de la Universidad Técnica de Machala ha participado en los nueve Congresos Nacionales de Sociología y hemos sido patrocinadores de dos de estos eventos (1982 y 1998) y en este año 2013, estamos organizando el Décimo Congreso de Sociología en el país, que se realizará en el mes de octubre de 2013, en Machala.

La Soc. Fernanda Beigel, argentina escribió el libro AGUSTÍN CUEVA: Estado Sociedad y Política en América Latina, dedicado al estudio del pensamiento sociológico latinoamericano, durante estos últimos 25 años, donde resalta su valor por el estudio científico de los fenómenos sociopolíticos que han caracterizado la vida social y política del Ecuador y América Latina.

Dice finalmente Alejandro Moreano al referirse a Agustín Cueva, en el libro de Fernanda Beigel que “es una lúcida investigación del pensamiento de Agustín Cueva y, a partir del mismo, de la sociología latinoamericana de los últimos 25 años” (Pág. 7).

Agustín  Cueva, sociólogo ecuatoriano (1937 – 1992), es la figura más importante de la sociología latinoamericana, y en nuestro país con la edición de varias obras nos ha dejado un legado de trabajos científicos que merecen estudiárselos para interpretar el desarrollo de la Sociología en el Ecuador y América Latina, en estas últimas décadas de conflictiva ebullición social y perspectivas de nuevas alternativas de solución a sus problemas más palpitantes relacionados con “la existencia del capitalismo como modo de producción predominante en América Latina”.

El problema indígena y su identidad; Ciencia e ideología, Teoría de la Dependencia; La Revolución Democrática Burguesa, Capitalismo Dependiente; Subdesarrollo y Dependencia; El Desarrollo del Capitalismo en América Latina; fueron entre otros los temas que estuvieron en el tapete de la discusión tanto en eventos como congresos nacionales e internacionales de la compleja realidad social latinoamericana.

Soc. Jorge Zambrano Pacheco.

                       Docente – Investigador

BIBLIOGRAFÍA

  • BEIGEL, Fernanda. 1995. Agustín Cueva: Estado, Sociedad y Política en América Latina. Casa de la Cultura Ecuatoriana, “Benjamín Carrión”. Quito. Ecuador.
  • KELLE W.y Kovalzón N. 1977. Sociología Marxista. Editor Akal. España.
  • Revista Ciencias Sociales Nro. 1. 1976. Política y Sociedad. Escuela de Sociología y Ciencias Políticas de la Universidad Central del Ecuador. Ediciones Solitierra.
  • Revista Economía. 1973. Universidad Central del Ecuador. Artículo: Alternativas de las Ciencias Sociales en América Latina de Aníbal Quijano. Quito. Ecuador.

 

El TRABAJO INFANTO-JUVENIL EN LA CIUDAD DE MACHALA: UNA EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE DESDE LA PERSPECTIVA DEL DERECHO

trabajo-infantil

En el marco de la Cátedra de Dialéctica del Conocimiento que se imparte en el Primer año de la carrera de Derecho, recientemente se organizó una tarea extra-clasepara averiguar sobre el trabajo infanto-juvenil en la ciudad, con el propósito de estimular el desarrollo de  las habilidades y destrezas cognitivas en los estudiantes a través de la investigación científica como eje transversal en el proceso del interaprendizaje.

Conforme al syllabus de la materia, la dialéctica del conocimiento, se entiende que ésta es una asignatura que permite reflexionar al estudiante frente al conocimiento dinámico que el hombre a través de la historia ha ido acumulando y que se encuentra en permanente cambio producto de los avances científico-técnicosque incorporan nuevos saberes. Por consiguiente, es indispensable que los individuos adopten una postura filosófica y asuman un criterio epistemológico para distinguirel proceso de adquisición del conocimiento y los diferentes momentos que lo conforman.

El comportamiento humano tiene múltiples manifestaciones que, en el campo jurídico puede expresarse de múltiples maneras, por  lo que al jurista y/o al estudiante de ciencias jurídicas no solo debe preocuparle la fría aplicabilidad de la ley o la norma, sino que en primer lugar debe considerar el peso socio-cultural que tienen los sujetos en todo hecho social tanto en el aspecto civil como en el penal, ya sean perjudicados o perjudicadores, víctimados o victimarios .Es decir ,necesariamente se debe tener una mirada sociológica, psicológica y antropológica que solo puede ser evidenciada con claridad a través de la investigación científica como medio de acercarse a la verdad.

Bajo estas premisas, la cátedra definió el tema “EL TRABAJO INFANTO JUVENIL EN LA CIUDAD DE MACHALA”, de un proyecto cuyo objetivo fue establecer la relación que existe entre la realidad del trabajo infanto-juvenil y la aplicabilidad de los artículos constitucionalesy legales que proclaman la garantía de los derechos de los sectores más vulnerables del país.

Este trabajo partió de dos ejes fundamentales:

 Por un lado la revisión de los artículos 46 de la Constitución, 83, 84 y 113 del Código de la niñez y adolescencia y el artículo 134 del Código del trabajo ,el análisis de los proyectos en ejecución del Instituto de la Niñez y la Familia, el Ministerio de Inclusión Económica y Social, la DINAPEN y otros organismos encargados de ejecutar políticas públicas en relación con la niñez y la adolescencia.

Por otra parte, constatar mediante la aplicación de la observación y la entrevista, la presencia de niñas, niños y jóvenes trabajadores  en las calles de la ciudad de Machala para contrastar lo que declaran los artículos con la realidad de los hechos.

El trabajo fue realizado por 7 grupos cooperativos de aprendizaje  con 5 miembros cada uno, su tarea consistió en identificar un niño/a o joven que se encuentre trabajando en las calles.

La tarea no fue fácil, en primer lugar vencer los prejuicios de los estudiantes frente al criterio de que el pobre es peligroso, el temor de parte de los investigados porque consideran que los van a reprimir o reclutar en algún centro de rehabilitación, etc. Pero, al romper todas estas apreciaciones subjetivaspermitió a los estudiantes que se enfrenten a la realidad y encontrar estrategias para acercarse al objeto de investigación, lo cual determinó que lleguen a las siguientes conclusiones:

Las experiencias adquiridas por los estudiantes en cuanto a conocer las diversidades socioeconómicas que existen en un mismo espacio territorial.

Reconocer que los proyectos que están ejecutándose por las instituciones estatales no tienen un impacto positivo en la erradicación del trabajo infantil y juvenil.

Reflexionar sobre los niños y jóvenes que trabajan para ayudar a sustentar sus necesidades familiares mientras que ellos (los estudiantes) muchas veces exigen más de sus padres.

Que los investigados reconocen que el trabajo en la calles es muy peligroso por cuánto más de una vez han sido vejados por personas adultas y a veces, sufriendo en carne propia el desprecio de los ciudadanos.

Detectar entre los investigados a uno que reconoce que hace de las drogas su modus vivendi y que es un adicto incurable.

El aprendizaje significativo que la Dialéctica del Conocimiento aportó a este grupo de estudiantes fue que la capacidad de interpretar la realidad a través de la comparación y la identificación de casos son experiencias que permiten ser objetivos, aprender a ir de lo particular a lo general y viceversa para aproximarse lo más cerca posible a la verdad científica; en otras palabras, no emitir comentarios o juicios de valor arbitrarios sin investigar y evidenciar la multicasualidad de los fenómenos sociales y jurídicos.

Una buena experiencia de aprendizaje de la realidad sociocultural de la gente y una manera práctica de entender la relación entre lo jurídico y lo social.

Por Soc. BÉLGICA NEIRA BALLESTEROS

LA APROPIACIÓN HUMANA Y LA PRODUCCIÓN PRIMARIA NETA:PERSPECTIVAS EN EL PLANO MUNDIAL SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO.

cambio_climatico

De un tiempo para acá, la ciencia se viene preocupando por el creciente impacto de la acción humana en la biosfera que llega a exceder, en muchos casos, la variabilidad natural hasta en el 83% de la superficie terrestre global, zona bajo influencia directa de los seres humanos. Las variables geográficas de densidad poblacional, colonización, carreteras, agricultura y similares contribuyen a la depredación de la Naturaleza en una superficie terrestre bio-productiva que está totalmente dominada por el ser humano.

La Apropiación Humana de la Producción Primaria Neta (AHPPN) o la biomasa que se produce anualmente es un indicador que refleja tanto la cantidad de espacio utilizado por los hombres como la intensidad del uso de la tierra. La Producción Primaria Neta (PPN) es la cantidad neta de biomasa producida por las plantas cada año, la cual es un indicador importante de los flujos de energía trófica en los ecosistemas.

La AHPPN permite estimar en qué medida el cambio del uso del suelo y la cosecha de biomasa alteran su disponibilidad en los ecosistemas. Medir o valorar la biomasa permite compararla la relación que existe entre los procesos naturales y el tamaño de la economía en relación con los ecosistemas que la contienen ya que  la cosecha humana de biomasa es un componente importante del metabolismo socioeconómico.

De allí la importancia del cálculo de la AHPPN que los científicos hacen tomando en cuenta tres parámetros: Evaluación de la biomasa directamente utilizada por la sociedad (alimentos, madera, etc.); PPN de los ecosistemas dominados por el ser humano (tierras de cultivo) y, pérdidas de PPN debido a la degradación del ecosistema ocasionado por los cambios en su productividad inducidos por el ser humano.

Si bien en este cálculo no se incluyen actividades como la tala y quema de bosques porque no significan una reducción de la productividad, a largo plazo es perjudicial para las especies silvestres animales y vegetales porque la cosecha y la quema de biomasa son muy importantes para la ecología forestal.

Para entender este indicador y su influencia en los ecosistemas, es necesario evaluar tres propiedades de la AHPPN que son: el potencial de vegetación; la vegetación actual y la cosecha de los humanos. La AHPPN puede ser evaluada espacialmente mediante la elaboración de mapas que ubiquen el impacto humano en los ecosistemas. Para el efecto se utiliza la tecnología de sistemas de información geográfica. 

Los factores más influyentes para medir la Producción Primaria Neta son el clima (sobre todo la temperatura y las precipitaciones) y la calidad del suelo. Pueden utilizarse modelos similares para escalas espaciales pequeñas lo cual será de mucha utilidad en el momento actual en El Ecuador luego de los incendios forestales que se sucedieron casi al terminar la estación seca o “de verano”.

Para las tierras de cultivo, el método que se usa es el de construir índices de cosecha para extrapolar la PPN total del monto de cosecha de los cultivos de acuerdo con las estadísticas agrícolas. Para bosques manejados, la mayoría de estudios de AHPPN han partido del supuesto que su PPN es igual al de bosques no manejados. Esto es cuestionable porque los bosques manejados podrían incrementar la PPN ya que estarían a favor las etapas productivas de sucesión forestal mientras que en otros estudios se sostiene que la silvicultura a menudo resulta en la degradación de ecosistemas boscosos. Para las zonas con poco o ningún uso humano la PPN actual es la misma que aquella que se forma de modo natural. En la tierra urbanizada la PPN actual no existe aunque hay que considerar que el suelo urbano incluye áreas verdes como parques, jardines y la vegetación a lo largo de las carreteras.

Por otro lado, las tierras dedicadas a la ganadería son de mala calidad y de poco valor económico con diferentes tipos de uso: praderas segadas con diferentes intensidades, pastos con diferentes intensidades de pastoreo, pastizales, etc.; ignorándose el efecto del pastoreo y la siega en la productividad.

Es importante destacar que los datos estadísticos sobre cultivos y cosecha de madera son cifras confiables para cultivos pero menos confiables para la cosecha en bosques, especialmente debido a la tala ilegal y la recolección de leña. La extracción de madera no es un dato anual sino que se basa en un stock acumulado en las últimas décadas o incluso siglos, lo que puede ocurrir en regiones con fuertes pérdidas de bosques.

Para 1986, una investigación sobre la AHPPN señaló que anualmente los seres humanos utilizan materia orgánica equivalente aproximadamente al 40% de la producción primaria neta presente en ecosistemas terrestres. La gente usa este material directa o indirectamente, fluye a los diferentes consumidores o este se pierde a causa de los cambios causados por el ser humano en el uso de la tierra. La gente y los organismos asociados utilizan este material orgánico en gran medida, pero no totalmente, y la gran mayoría de las otras especies debe subsistir con el remanente.

Para el 2004 se estimó que el consumo mundial humano de la biomasa fue del 20% de la PPN terrestre mientras que otros científicos basados en información espacial georeferenciada reportó un valor del 24% del total de la PPN terrestre lo cual se basa en la información por país en el uso de la tierra, pastoreo, silvicultura, en zonas urbanas, etc. e incluye la biomasa consumida en los incendios inducidos por los seres humanos. La biomasa que actualmente es extraída y entra al proceso socioeconómico posteriormente se transforma en productos como comida, alimento para animales, fibra o energía, lo cual significa un poco más de un tercio de la AHPPN mundial (39%).

La AHPPN es útil como una medida física del tamaño de una economía con relación al ecosistema que la contiene. Demuestra que gran parte de la energía trófica que debería ser accesible para la vida de animales silvestres y otros organismos heterotróficos en la ausencia de actividades humanas está aún en su lugar. Como tal, es un indicador muy valioso de la “dominación humana de los ecosistemas” en una escala global y de la intensidad del desarrollo socioeconómico y “colonización de los ecosistemas”.

Los estudios de la AHPPN mundial adquirieron importancia en el debate sobre el desarrollo sostenible porque ésta ha sido interpretada como un indicador de límites ecológicos al crecimiento. Este criterio ha perdido crédito porque el crecimiento económico puede proceder incluso sin uso creciente de biomasa y estudios a largo plazo de la AHPPN han demostrado que ésta puede disminuir con la industrialización si la biomasa cosechada crece debido a la intensificación de la agricultura y no por una extensión de los cultivos.

Una característica de la AHPPN es que el crecimiento en la cantidad de biomasa utilizada por los hombres para su metabolismo socioeconómico debe ser utilizado con políticas destinadas a promover el uso de la biomasa como fuente de energía. La cosecha mundial humana de biomasa incluidos cultivos, subproductos, pastoreo, consumo de fibra y de productos de bosques ha venido experimentando un ascenso desde 1993.

Se esperan incrementos considerables en la demanda futura de biomasa requerida como comida y alimentación. Además, también se han dado aumentos en la cantidad de biomasa utilizada para el suministro de energía. El crecimiento del uso de la biomasa en energía no solo puede resultar en un aumento de la competencia entre la alimentación y el suministro de energía sino también en nuevos aumentos de la AHPPN con posibles efectos ecológicos adversos.

Las políticas de promoción del empleo de biomasa para proveer energía deben ser de máxima eficiencia posible con el uso de residuos de cosechas agrícolas, forestales, orgánicas y estiércol que deben tener prioridad sobre la utilización de biomasa que requiere una cosecha adicional.

Sin lugar a duda, los estudios empíricos demuestran cada vez más que la AHPPN es un indicador significativo de la presión humana sobre los ecosistemas que puede tener efectos negativos sobre la biodiversidad. La PPN es un parámetro central del funcionamiento de los ecosistemas ya que los cambios inducidos por los seres humanos en la PPN afectan a los patrones, los procesos y las funciones de los ecosistemas. La AHPPN está directamente asociada a la provisión de servicios de los ecosistemas tanto como al suministro de biomasa a través de la agricultura y la silvicultura. Pero los cambios en la productividad provocados por el uso de la tierra también pueden afectar a muchos servicios de los ecosistemas tales como la resistencia, la capacidad amortiguadora o de absorción de desechos y emisiones.

En particular, la comprensión sobre las interrelaciones existentes entre la AHPPN y los cambios en las estructuras y procesos económicos, especialmente aquellos relacionados con la transición de la sociedad agraria a la industrial, debe ser una prioridad en la investigación del cambio climático.

POR: PABLO PAZMIÑO MATAMOROS MG. SC.

BOLÍVAR ECHEVERRÍA, CRÍTICO DE LA MODERNIDAD CAPITALISTA

Capitalismo IV

El cinco de junio del 2010, a los 69 años de edad, dejó de existir en la ciudad de México, el más grande filósofo ecuatoriano de todos los tiempos, el Dr. Bolívar Echeverría. Nacido en Riobamba en 1941, con estudios en la Universidad Libre de Berlín, con una licenciatura de Filosofía en la UNAM, una maestría en Economía y un doctorado en Filosofía,

fue un prolífico intelectual que nos legó, fruto de su pluma, numerosas obras y ensayos, entre ellos:”Discurso crítico de Marx” (1986); “Conversaciones sobre lo barroco” (1993); “Las ilusiones sobre la modernidad” (1995); “La modernidad del barroco” (1998); “definiciones sobre la cultura” (2001); “Vuelta de siglo” (2006) y los famosos ensayos: “La religión de los modernos”; “Cuestionario sobre lo político”; “El humanismo del existencialismo”; “Modernidad y capitalismo: 15 tesis” e innúmeros artículos y conferencias, por lo que era asiduo invitado a las mas prestigiosas universidad de los Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y profesor emérito de la UNAM, desde 1972, (México ) país que lo acogió como su segunda patria.

Por su contribución al pensamiento filosófico se le otorgaron innúmeras condecoraciones como los premios Universidad Nacional a la Docencia (México 1997); Pio Jaramillo Alvarado (FLACSO, Quito, 2000) y Libertador Simón Bolívar al Pensamiento Crítico (Caracas, 2006).

Al Dr. Bolívar Echeverría lo conocí en los diversos congresos de Sociología y Filosofía que se han realizado en nuestra patria. Discreto, introvertido, compartía con sus compañeros de profesión dejando sus ponencias,  libros y traducciones, como contribución al desarrollo incipiente de la Filosofía ecuatoriana.

    Profundo conocedor e innovador de la teoría marxista, de las obras de Horkheimer, Habermas, Walter Benjamín, Heidegger, J.P. Sartre, los teóricos de la Escuela de Francfort, de la lingüística rusa, austriaca y francesa, admirador ferviente del Che Guevara que lo tradujo al alemán y de Simón Bolívar y Fidel Castro; animador del movimiento indígena zapatista y ecuatoriano e ideólogo del izquierdista PRD – Partido de la Revolución Democrática de México – siempre estuvo atento y acompañando con sus críticas, la evolución y el protagonismo de los movimientos de izquierda latinoamericana y mundial lo que lo haría afirmar: “Una de las tareas más importantes que se le imponen al político revolucionario en medio del “tsunami” populista de nuestros días es la de convertir lo que es un fanatismo espontáneo de masas desesperadas en el entusiasmo racional de una asamblea de ciudadanos” (El Telégrafo: 30 mz/2009).

Para Bolívar Echeverría ser de izquierda “es favorecer la inclinación natural de las instituciones sociales al perfeccionamiento, a su creciente adecuación a una vida social capaz de garantizar la libertad, la igualdad y la fraternidad de los seres humanos”; “que la mano invisible del mercado no esté obligada a someterse a las necesidades de acumulación del capital”; “que el “liberalismo” político se radicalice, es decir, asegure la libertad real de los ciudadanos mediante una determinación o definición socialista del “liberalismo económico” prohibiendo los monopolios y un aseguramiento social contra la miseria”; “que la política realmente existente deje de estar secuestrada por la riqueza capitalista y se transforme en una esfera libre y autónoma de actividad gubernamental por los ciudadanos interesados exclusivamente en los asuntos generales o públicos de la comunidad”(“Qué es la izquierda”:México, 2006), por lo que la historia de la izquierda no es la de los grupos u organizaciones llamados de “izquierda” sino la historia de las políticas de izquierda y es por esta razón, que algunas organizaciones que eran de izquierda, dejan de serlo, porque abandonan la política de izquierda; y también ocurre – como en la época presente – que hay varias “izquierdas” en los que decanta en distintas series de acciones de izquierda. (ibid).

La modernidad capitalista es objeto de su análisis. “Unos más, otros menos, todos, querámoslo o no, somos ya modernos, o nos estamos haciendo modernos permanentemente”, “Modernización que por lo demás – es necesario subrayar -, no es un programa de vida adoptado por nosotros sino que parece mas bien una fatalidad o un destino incuestionable al que debemos someternos”.

El primer gran triunfo de la utópica modernización fue alcanzada con la revolución industrial y con las revoluciones burguesas de los siglos XVIII y XIX. A finales del siglo XX el espíritu de la utopía vuelve a tomar cuerpo para que hoy vivamos su fracaso.

“Es  que la modernización es una promesa de abundancia y emancipación que por haber elegido como camino el capitalismo se desvirtúa sistemáticamente; por eso la “muerte de Dios” y la deificación del hombre; la clausura futurista del tiempo; el estrechamiento urbanicista del espacio; la pérdida de capacidad para vivir en reciprocidad con los otros y una sujeción renovada a una comunidad ilusoria”.

Además de la modernización capitalista – para Echeverría -hay la romántica, la clásica y la barroca. De la que él se preocupa y teoriza es del “ethos barroco”. Ese modo de ser de los latinoamericanos como una forma de resistencia cultural, la que en su opinión era la base de una especie de modernidad alternativa, propia de la región y que explicaría su cúspide revolucionaria.

“El ethos barroco es un modo de comportamiento que permite al ser humano neutralizar esa contradicción capitalista. Implica en cierta medida un momento de resistencia, pues defiende el aspecto cualitativo, o la forma natural de la vida, incluso dentro de los procesos mismos en que ella está siendo atacada por la barbarie del capitalismo””El ethos barroco dice: el mundo puede ser completamente diferente, puede ser rico cualitativamente, y esa riqueza la podemos rescatar incluso de la basura a la que nos ha condenado el capitalismo”.

“Esta modernidad alternativa no puede construirse sin la importantísima obra de Marx, pues en ella se plantea esa idea de que el modo de producción capitalista implica fundamentalmente la enajenación, que cercena lo principal que tiene el ser humano, su autarquía, su capacidad de autodefinirse, de autorrealizarse, y que entrega esta capacidad, que es lo más intimo, al mundo de las cosas” ya que “un proceso de producción no enajenado, implica construir no un sistema autoritario de sujetos pseudoautónomos como los estados nacionales, sino una miríada de sujetos autónomos que entrarían en conexión plenamente libres los unos con los otros; ahí estaríamos en terreno de la pura  autarquía”(https://www.diagonalperiodico.net/)

La profusa producción filosófica y política de Bolívar Echeverría que nos ha legado, debe merecer su estudio y divulgación. Este será el mejor homenaje a su límpida trayectoria y a su esclarecido pensamiento. Los escalones teóricos para la liberación social de nuestros pueblos están allí enjundiosamente expresados. Toca a la juventud y a la Academia de pensamiento crítico y liberador, difundirlos y justipreciarlos.

Soc. Clodoveo E. Astudillo S. 

EL DOCENTE UNIVERSITARIO EN LA MODERNA SOCIEDAD

parque_juan_montalvo.jpg

La globalización y la sociedad del conocimiento imponen un gran reto a la educación superior,  el desafío de asumir un proceso capaz de innovar, de transformarse, de participar creativamente y competir en el conocimiento internacional. Requiere asumir un rol estratégico que le permita ser más pertinente a las necesidades reales del país.

Las economías más avanzadas hoy día se basan en la mayor disponibilidad de conocimiento e información. Las ventajas comparativas dependen cada vez más del uso competitivo del conocimiento y de las innovaciones tecnológicas.

La riqueza de las naciones está en el cultivo de la inteligencia de su pueblo, por lo que se necesita priorizar la inversión en el “capital humano”: educación, ciencia, tecnología e información. La mayor complejidad en la estructura del conocimiento contemporáneo, que según Edgard Morin solo puede ser asumida por el “pensamiento complejo”, impone la interdisciplinariedad como la manera adecuada de dar respuesta a esa complejidad.

Esto ha dado lugar que en todas las regiones del mundo se viva un proceso de transformación universitaria; es relevante la preocupación por la calidad, que ha llevado a organizar procesos de evaluación y acreditación, a mejorar substancialmente los procesos de gestión y administración; a aprovechar las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, a fortalecer la dimensión internacional de enseñanza superior así como el ejercicio de la autonomía universitaria con responsabilidad social y la búsqueda de nuevas formas de vinculación con todos los sectores sociales y estatales.

De ahí que el perfil profesional que orienta el proceso de formación de los graduados debe incluir competencias que les permita contribuir a la innovación y a ser creativos, a enfrentar las incertidumbres, a trabajar en equipo, a asumir responsabilidades, a ser emprendedores a dominar campos de conocimiento que constituyen la base de diversas capacidades profesionales, como por ejemplo las nuevas tecnologías.

La transformación profesional exige, entonces, un cambio total de actividad en profesores y estudiantes, al tener que pasar de la idea de una educación terminal a una educación permanente: es decir, el profesional del futuro, estará atrapado de por vida en la educación, y educación y trabajo irán de la mano y no la una a expensas del otro.

La respuesta de la universidad frente a estos desafíos, demanda una serie de tareas conducentes a fortalecer las capacidades de docencia, investigación, vinculación con  la colectividad y gestión; a flexibilizar sus estructuras académicas e introducir en su quehacer el paradigma del aprendizaje permanente; a desarrollar amplios programas de actualización y superación  académica de los docentes, junto a estímulos laborales apropiados

El docente se transforma en un guía, en un tutor, en un suscitador de aprendizajes, capaz de generar en su aula un ambiente de aprendizaje; ejecuta una práctica docente que articula en su hacer, el progreso social, el desarrollo científico- técnico y la investigación. Induce  a sus alumnos a la práctica de los paradigmas del “aprender a aprender”, “aprender a desaprender”, “aprender a emprender” y “aprender a arriesgarse”

En esta perspectiva el docente estará sujeto a un proceso de actualización  permanente, como afirma el profesor colombiano Alvaro Recio: “el educador para el siglo XXI,  será un pedagogo-investigador con una honda formación humana y social, de modo que se convierta en agente de cambio de él mismo, de sus alumnos y de la comunidad circundante.” …“La enseñanza se orientará, también, a que el alumno aprenda a trabajar, a investigar, a inventar, a crear y a no seguir memorizando teorías y hechos”. 

Dra Enma Zerda Reyes Mg.Sc.

DECANA DE LA FACULTAD DE CC.SS.

BLOGUTMACH Académico

wordpress_utmach

La Universidad Técnica de Machala en su afán de mejorar la calidad de la enseñanza no ha escatimado el más mínimo esfuerzo en implementar ayudas informáticas que permitan alcanzar un nivel de excelencia  y cumplir de esta manera con las exigencias de los organismos gubernamentales que rigen la Educación Superior.

Es por ello que a través del Departamento de Informática se ha actualizado los métodos por medio de los cuales se imparte la cátedra al alumno y se ha implementado los Blogs para docentes, este recurso en línea permite a los profesores difundir información referente a la formación académica sobre las materias y además brindar recursos extras a los alumnos para su mejor preparación.

El uso de los Blogs en la educación se ha vuelto una herramienta útil en el campo de la enseñanza, permite al estudiante desarrollar costumbres para escribir, intercambiar ideas, trabajar en equipo, diseñar, visualizar de manera instantánea lo que producen. Al mismo tiempo favorece al docente el hecho de poder acercarse a los estudiantes de otra manera que no sea el aula de clase, el profesor puede publicar materiales de manera inmediata, enunciar proyectos o actividades de aula, videos de interés, sonidos, imágenes y animaciones.

Otra de las ventajas es el hecho de trabajar en equipo sin necesidad de estar reunidos en un mismo espacio físico, a la vez que puede el docente actuar como moderador del grupo en caso de que se esté debatiendo un tema específico.

Debido a que actualmente nuestros estudiantes viven en un mundo virtual, seguros estamos que esta herramienta será de gran interés y su aplicación inmediata.